Acerca del Centro


El Centro Regional Universitario de la Península de Yucatán (CRUPY) forma parte del Sistema de Centros Regionales de la Universidad Autónoma Chapingo, conjunto de instancias académicas orientadas a:

  • La formación de recursos humanos de alto nivel técnico y científico,
  • la investigación,
  • ofrecer servicio universitario
  • la difusión y
  • a incursionar en la producción agropecuaria y forestal.

Tratando, con la implementación de estas cinco funciones básicas, satisfacer las necesidades de la agricultura nacional y regional en los entornos ecológico, natural, técnico, económico y social.

El sistema de centros está integrado por nueve centros regionales en la actualidad, que han contribuido al conocimiento de la agricultura del país y dar una visión global y puntual de las diferentes regiones y problemáticas agrícolas agrarias y rurales de la república mexicana.

El Centro Regional Universitario Península de Yucatán se fundó en septiembre de 1981, y, como su nombre lo indica, su área de influencia está delimitada por los tres estados de la península (Campeche, Quintana Roo y Yucatán).

Las instalaciones que ocupa se encuentran ubicadas en la exhacienda Temozón Norte, en el municipio de la ciudad de Mérida, capital del estado de Yucatán.

Surge entre los nueve centros regionales y materializa la consolidación de nuevas propuestas académicas que modifican los contenidos y métodos tradicionales que han dominado en las últimas décadas la educación agrícola superior en México y orientado hacia la formación de agrónomos con amplio conocimiento del campo y la problemática agrícola.

Con  más de 25  años de trabajo académico  se ha incursionado en los tres estados peninsulares, pero principalmente en Yucatán. Con un reducido número de personal académico y administrativo, se han incrementado los campos de acción dentro de las funciones sustanciales, particularmente en lo que respecta a la docencia, difusión y servicio y se han generado productos difundidos por medio de las tesis profesionales y publicaciones regionales muchas veces con coparticipación de otras instituciones de la región.

Dentro de las funciones sustantivas que se realizan, resaltan dos; la formación de recursos humanos y la investigación.

En el apartado de formación, está se ha implementado tanto en proyectos formales hacia educandos de nivel superior, como en proyectos dirigidos a la educación no formal, a través de talleres de capacitación a técnicos y productores. Por mencionar dos de los proyectos con más tiempo de estarse implementando y que han permanecido por más de 7 años, se pude mencionar la participación del CRUPY en la Carrera de Ingenieros Agrónomos Especialistas en Zonas Tropicales, que es una licenciatura de la UACh con sede en el Centro Regional Universitario del Sur (CRUS) y en la que participamos 4 centros regionales del sur sureste del país. Otro proyecto importante es el de la Escuela de Agricultura Ecológica “U Yits Ka’an” en la que, junto con la participación de Pastoral de la Tierra de la Arquidiócesis de Yucatán, Protrópico de la Universidad Autónoma de Yucatán y la asociación civil APIS, se ha estado capacitando a diversos actores del campo yucateco, principalmente campesinos mayas, en el manejo sustentable de agroecosistemas de la región.

Por su parte, la investigación que despega desde 1990, con base a los diagnósticos de los principales procesos productivos, ha generado en la última década una propuesta metodológica que permite abordar el estudio de la agricultura, su explicación lógica y enfoca desde entonces a la investigación a cuestiones, aspectos y problemáticas puntuales, que afectan de manera importante a la agricultura regional.

Hoy día, la integración de las actividades de investigación, docencia, servicio y difusión a través de resultados, abren un abanico amplio de conocimientos y experiencias puestas a disposición del bienestar universitario, a la región y sociedad rural regional; por ello, las razones de ser del CRUPY, están claramente definidos: La generación de conocimientos sobre el medio rural, especialmente sobre las condiciones que inciden en la producción agropecuaria y forestal regional; participando en la formación de especialistas en el medio rural, con altos niveles de calificación y contribuyendo a la resolución de problemas rurales detectados en la región.