Noticias del medio rural


La picadura de la araña violinista, problema de salud durante el verano

Autor: DPA
Fuente: Diario de Yucatan
21/04/2006

La picadura de la araña violinista, problema de salud durante el verano

Médicos del IMSS advierten que aún no hay un antídoto

En el verano, en el interior de las casas, se instala un arácnido poco conocido, pero cuyo veneno es muy tóxico. Su picadura es mortal. Se trata de la araña violinista, y no existe, a la fecha, antídoto contra su venenosa picadura.

Según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), este insecto radica en cualquier parte del país, se adapta a cualquier ecosistema, y la única forma de prevenir su picadura es limpiando las telarañas que se formen en las esquinas de las paredes de los hogares.

Prevenir Otra forma de prevención es evitar acumular escombros, madera o plantas, pues son lugares donde crece este insecto.

Con frecuencia estas arañas se instalan atrás de los marcos de madera de algunos cuadros o fotografías que se colocan en las casas de todo el país.

María del Carmen Sánchez Villegas, adscrita al Servicio de Toxicología del Hospital General del Centro Médico Nacional “Siglo XXI” del IMSS, detalló que el veneno de esta araña es tan tóxico, que causa graves daños a nivel sistémico al diseminarse por la vía sanguínea.

Las picaduras de araña La mayoría de las arañas que se encuentran en el país son inofensivas, con excepción de la viuda negra y la araña reclusa parda (llamada en ocasiones araña violinista). Estos dos tipos de arañas se encuentran en climas cálidos.

La araña reclusa parda o araña violinista se encuentra a menudo en los climas cálidos, secos y prefiere permanecer tranquila en lugares como sótanos, armarios y áticos. No es una araña agresiva, pero atacará si se queda atrapada o si se le sostiene contra la piel. En Estados Unidos, por ejemplo no se ha informado de ninguna muerte causada por picadura de araña reclusa parda.

Síntomas El veneno de la araña reclusa parda generalmente causa daño local en los tejidos. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de una picadura de araña reclusa parda. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir: Ardor, dolor, comezón o enrojecimiento en el lugar de la picadura, que se suelen retrasar y que pueden presentarse al cabo de varias horas o días de la picadura.

Una zona de color azul intenso o violácea alrededor de la picadura, rodeada de un anillo blanquecino y de otro anillo exterior más grande de tono rojizo, con lo que la picadura tiene aspecto de diana.

Una úlcera o una ampolla que se vuelve negra.

Dolor de cabeza y dolores por todo el cuerpo.

Erupción de la piel y fiebre, náuseas o vómitos. Los síntomas de la picadura de araña reclusa parda pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos.

Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

El tratamiento específico de la picadura de araña reclusa parda será determinado por su médico. El tratamiento puede incluir lo siguiente: Limpie bien la zona con agua y jabón.

Aplique frío o una bolsa de hielo envuelta en un trapo, o una toallita fría y húmeda en el lugar de la picadura.

Para evitar la infección, sobre todo en los niños, aplique una loción o crema antibiótica.

Dele a la persona acetaminophen para el dolor.

Si la picadura es en un brazo o una pierna, eleve el miembro (para ayudar a evitar la hinchazón). Atención médica Busque atención médica de emergencia inmediatamente para el tratamiento adicional.

Dependiendo de la severidad de la picadura, el tratamiento puede variar entre la administración de corticosteroides y otros medicamentos hasta la cirugía del área ulcerada. Puede ser necesaria la hospitalización.—DPA