Noticias del medio rural


Exhortan a proteger una zona

Autor: TILA DEL KORAL PÉREZ ESCALANTE
Fuente: Diario de Yucatan
18/11/2008

Urge, dice el PVEM, un plan de manejo para Dzibichaltún.

El Partido Verde Ecologista Mexicano (PVEM) urgió a las autoridades del medio ambiente a elaborar y publicar el Programa de Manejo de Dzibichaltún, a fin de que no se siga deteriorando y evitar la venta de terrenos ejidales para fraccionarlos.

Marisol Cob Ornelas, secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales del PVEM, señaló que la zona protegida tiene problemas por el pastoreo de ganado, desmontes sin permiso para transformar tierras forestales en agrícolas, tala ilegal, incendios, cacería furtiva, extracción de material pétreo, madera y tierra, y pesca en el cenote y acumulación de basura.

En la zona habitan especies en riesgo: reptiles como la iguana rayada y la víbora de cascabel, aves como el yuuyum (yuya), xtacay, pavo ocelado, perico y colibrí, y mamíferos como el venado temazate (yuuk), jaguar, ocelote, puma y tigrillo.

La entrevistada señaló que ya se tuvo un primer contacto con personal de Áreas Naturales Protegidas de la Secretaría Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), y les informaron que ya están trabajando en el programa de manejo.

—Lo que estamos buscando es que se comprometan a darnos una fecha para saber cuándo van a publicar el programa de manejo; de lo contrario podríamos hacer una reclamación nacional con nuestros senadores y diputados —explicó.

La superficie total del que fue denominado Parque Nacional desde 1987 es de 539.43 hectáreas, y casi el 100% de la extensión de tierra se encuentra en terrenos del ejido Chablekal.

Aproximadamente el 50% de esta superficie forma parte del fundo legal, esto es, la tierra de uso común para los ejidatarios, quienes obtienen de ella recursos forestales, o la dedican al pastoreo y la agricultura.

El otro 50% de tierra está parcelado y ocupado por henequenales actualmente abandonados. Sólo una mínima parte de la superficie del parque incluye terrenos del ejido de Dzibichaltún. En cuanto a la parte de la superficie considerada propiamente como zona arqueológica, unas 110 hectáreas (25%), los campesinos cedieron voluntariamente esos terrenos al INAH.

En todo el país hay 164 áreas naturales protegidas y más de la mitad carecen de un programa de manejo.

Descripcion de la imagen:

Graciela Cob Ornelas y Carlos Ramírez Sánchez, ayer lunes.

Liga de la noticia:
http://www.yucatan.com.mx/noticia.asp?cx=11$3403000000$3957886&f=20081118