Noticias del medio rural


Negro panorama para campesinos de Peto

Autor: Miguel Ángel Moo Góngora
Fuente: Diario de Yucatán
16/06/2010

La falta de lluvias es motivo de preocupación de agricultores, pues muchos ya sembraron maíz y el que germinó ya se muere por la falta de humedad y eso, aunado a la falta de apoyos para el campo, hace más difícil la situación, lamentó el comisario ejidal, Refugio Yah.

En la región, recordó Refugio Yah, hace al menos quince días que no llueve y los que sembraron registran pérdidas porque las plantas que no se han muerto por la sequía se las comen los animales.

No obstante esas condiciones, el comisario manifestó su confianza en que haya algún volumen de cosecha, “pues esa es nuestra finalidad cada año”.

—Pero es incierto lo que pasará, pues aunque no llueve algunos agricultores recurren al tradicional “tikin muk” (fuerza seca) y siembran aunque la tierra esté seca.

El labriego detalló que son 1,094 los ejidatarios y trabajan en total alrededor de 2,000 hectáreas de milpa, aunque cada uno lo hace según sus posibilidades y en distinta cantidad de superficie.

—Hoy día no todos trabajan sus milpas porque ya no es redituable y prefieren dedicarse a otras cosas para buscar el sustento de su familia.

“No resulta” —Si sacamos la cuenta de lo que se invierte en la milpa para el cultivo de maíz, nos daríamos cuenta de que no resulta, pero aun así por tradición lo seguimos haciendo.

—En lo personal, para la tumba del monte pagué a $70 el mecate y $20 por la misma superficie de siembra. El chapeo está a $50 por mecate, de 100 que tengo, y es mucha la inversión, además no he incluido el costo de los insumos.

Refugio Yah expresó que se si se logra la cosecha, cada mecate podría rendir 30 kilogramos de maíz, pero aún temen que suceda lo mismo que el año pasado y no haya producción.

—Debido a todo esto, los campesinos prefieren trabajar una o dos hectáreas y de manera temporal, porque tienen que hacer otras cosas para solventar sus gastos, cuando antiguamente esto no sucedía porque el productor lograba la cosecha de todo lo que sembraba pero las cosas han cambiado por la falta de lluvias.

Trabas Por ello lamentó que no haya apoyos del gobierno del Estado para la adquisición de sistemas de riego que facilite la actividad campesina, pues la primera traba es que piden cumplir muchos requisitos.

—Tenemos terrenos de uso común, no parcelarios y como las tierras no son propias el gobierno no nos apoya. Lo ideal sería tener unidades productivas para cultivar varias cosas y así haya cosechas continuas.

—En la cabecera municipal sólo hay cinco unidades productivas de cítricos y el primer problema es que tienen que pasar por lo menos cuatro años para que comiencen a dar frutos.

Una de las necesidades apremiantes del campo es el fertilizante, que está en $510 el bulto, además de herbicidas, pero no hay dinero para comprarlos.

—Para variar ni el Procampo nos pagan y eso es causa de inconformidad de muchos agricultores —puntualizó.—

Liga de la noticia:
http://www.yucatan.com.mx/noticia.asp?cx=51$1401011600$4323435&f=20100616